viernes, 29 de junio de 2012


El hombre ha sido minero desde los inicios de la humanidad. Primero a través de las “industrias” líticas: fragmentos de rocas o minerales más o menos trabajados para su uso como herramientas o armas; luego continuó con metales, extrayéndolos desde los minerales (era del Cobre, Era del Bronce, Era del Hierro), refinándolos y combinándolos en aleaciones a medida que progresaba.
En el Perú se remonta al pasado cultural, pues desde el tiempo Preincaico se explotaban ciertos minerales, para usos específicos; los minerales de importancia eran el oro, la plata y el cobre; su uso principalmente era destinado a la producción de adornos, en la orfebrería, quirúrgico (Tumi) y doméstico.
En el Virreynato los minerales explotados a mayor escala fueron el oro y la plata, éstos eran explotados motivados por el concepto económico del mercantilismo, eran atesorados.
A partir de la República hasta la actualidad, la diversidad de minerales explotados es abundante y los destinos que estos tienen también son variados: Industrial, Quirúrgico, Militar, Doméstico, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada